Día 12 (5/12/2010)   Chiang Mai y vuelo a Phuket

Antes   

Ruta día 11







   Este día está dedicado a Chiang Mai. Visitaremos los templos más relevantes de la ciudad, que además quedan cerca de nuestro hotel. Completaremos las visitas que no pudimos hacer a la llegada: Doi Suthep y el Tiger Kingdom con taxi o tuk tuk. La idea es comer en el Tiger Kingdom donde tienen un buffet muy completo y barato. Al anochecer nos dirigiremos al aeropuerto porque hemos de despegar a las 21:30 para cruzarnos el país, de Norte a Sur, rumbo a Phuket. Llegaremos tarde, a las 23:30h, con el tiempo justo de llegar al hotel y dormir.

Después

   Hoy no madrugamos, ni usamos el despertador ni nada: hasta que el cuerpo diga que ha descansado (o hasta que el horario del desayuno nos lo permita).

   Cuando acabamos el desayuno le pregunto al recepcionista la mejor manera de ir a Doi Suthep. Él me contesta que es en taxi y que serán 1000 Bahts. Yo me quedo estupefacto, pues ese era el presupuesto máximo para hoy para todos los transportes. Cuando me aclara que se trata de ida y vuelta, le comento que no quiero volver, sino que de allí queremos ir al Tiger Kingdom, donde ya nos quedaremos a comer, y él, después de llamar, me dice que serán 1500 Bahts. Le digo que no, y me dice que ya no puede cancelar el pedido del taxi. Me empieza a quedar claro que se lleva una buena tajada de esto y amenazamos con irnos, pero nos convence de que esperemos al conductor. Cuando éste llega le digo directamente que cancelamos el pedido porque es muy caro. Él, tras hablar algo en thai con el recepcionista, me dice que me lo deja por Vistas desde Doi Suthep1000 Bahts y le decimos que sí.

   Me quedo mosqueado porque en tuk tuk me consta que ir a Doi Suthep son unos 300/400 Bahts y estoy convencido que de ahí al Tiger Kingdom no me llegaría a los mil nunca, pero al menos vamos en taxi, con aire acondicionado y muy cómodos.

   Cuando acaba la subida al templo, el taxista nos indica donde nos espera y nosotros, sabiendo que la escalinata es muy bonita, pero con más de 300 escalones, nos dirigimos al funicular. la entrada son 30 bahts y el funicular 20, así que por 100 (unos 2€) estamos los dos en el templo.

   A parte del templo, también hay unas vistas preciosas de la ciudad y alrededores, aunque la niebla nos priva de parte de ellas. Hay mucha gente y tienen varios festivales montados, con bailes y atracciones. La gente hace cola para tocar la fila de campanas, con sonidos graves, y hay que descalzarse para entrar en lo que es el templo en sí, donde hay un chedi dorado precioso y otros iconos budistas, con mucha gente alrededor en pleno fervor religioso.

Danza en Doi SuthepEntrada a Doi Suthep
















   Decidimos bajar por las superpobladas escaleras, flanqueadas por dos serpientes larguísimas y muy coloreadas. Después continuamos bajando hacia donde nos indicó el taxista que estaría. De camino Eva se para en uno de los puestos que hay montados y vendiendo de todo porque ha visto una sombrilla idéntica a la que compramos en Bangkok. Dice que va a preguntar el precio y yo, que ya me veo que va a ser más bajo, le pido que no lo haga para que se ahorre un berrinche. Pero la curiosidad es más fuerte y el vendedor le responde que 150 Baht. ¡Y eso como precio de salida!. Así que fácilmente podríamos decir que aquellos 500 Baht estarían sobre 5 veces más del precio.

Templo de Doi SuthepTemplo de Doi Suthep











Escalinata de Doi Suthep











Doi Suthep






















   Nos acabamos encontrando con nuestro conductor para ir al Tiger Kingdom. De camino nos comenta que el cumpleaños del rey son tres días festivos, lo que explica la masiva afluencia de gente local a pesar de ser lunes.

   Tras una trayectoria de unos 20 minutos nos deja en la puerta y nos dice que nos espera allí. Yo le recuerdo que vamos a estar varias horas porque tenemos previsto comer allí, pero me dice que está bien, que nos esperará allí. Eva cree que nos devolverá al hotel por el mismo precio, pero yo no me lo creo, pues lo pactado era hasta aquí. El caso es que estoy seguro de que esperará porque todavía no le hemos pagado.

   Hay muchos paquetes montados para visitar a los tigres, pero a nosotros nos parece mejor el de grandes, pequeños y bebés por 1200 bahts cada uno, dejándonos sólo los medianos. El ahorro entre el paquete y los tickets por separado es de unos 150 Baht.

Tigres pequeños en Tiger Kingdom

   Nos llevan al recinto sólo apto para los que tenemos entrada y esperamos en tierra de nadie con otros españoles. Parece que vamos a comenzar con los grandes, pero al final nos meten con los pequeños. Mis primeras palabras son: "¡¿Estos son los pequeños?!". Corresponderían a los de la foto de abajo.

Tigres pequeños en Tiger KingdomTigre en Tiger Kingdom
















   En general, al ser animales nocturnos, la mayoría están durmiendo, pero te acabas abrazando tanto a los dormidos como a los despiertos. Ya había leído que la mejor hora es, o a primera hora de la mañana, o a última de la tarde, precisamente por esta razón. Pero el buffet me llamó a ir a mediodía. Aun así, en cada jaula alguno hay activo y los cuidadores le van dando cosas para jugar para que se mantengan así.
Tigres grandes en Tiger Kingdom


   Los cachorros funcionan algo diferente: están en una sala techada. Eva tuvo la suerte de que, estando con estos bebés (que ya son más grandes que el gato más grande) uno se despertara y gruñera, lo que rápidamente los cuidadores entendieron como una petición de alimento, y cuando trajeron el biberón, la dejaron a ella dárselo.

Tigres grandes en Tiger KingdomCachorros en Tiger Kingdom
















   Al salir, pasamos por un edificio con una gran ventana abierta donde tienen a los recién nacidos. Al pasar, y pese a que la foto de abajo la tuvimos que hacer con el zoom a tope, nos comenzó a gruñir uno de ellos. Nos pareció el más fiero de todos los que habíamos visto.

Bebés tigre

   El lugar es caro para los estándares de Tailandia, pero la experiencia es tan única y maravillosa que yo la valoraría esta visita como imperdible.

   Una vez al otro lado de la salida, subimos y comemos en el buffet, con vistas a los tigres, por 200 Baht por persona y, al finalizar, nuestro taxista estaba ahí esperándonos. Yo esperaba que me propusiera precios o algo, pero en vez de eso me pregunta donde pensábamos ir. Yo le muestro los dos templos de la ciudad de Chiang Mai que queríamos visitar, el Wat Phra Sing y el Wat Chedi Luang, y él nos lleva a ambos y después al hotel.

   Sólo entonces me doy cuenta de que por 1000 Bahts habíamos alquilado un taxi para todo el día, lo que ya no me parece nada mal.

   Wat Phra Sing es un complejo con varios templos y construcciones muy bonitas.

Wat Phra SingWat Phra Sing















Wat Phra Sing











Wat Chedi Luang

















   El Wat Chedi Luang también es un complejo, pero las edificaciones están rodeando un gran chedi de piedra, de aspecto muy antiguo, y más cercano a una pirámide maya. Las serpientes que presiden las puertas de aquí no parecen las famosas nagas, deben tratarse de otro animal mitológico. Los templos que rodean el Chedi son heterogéneos en formas y colores. Aquí nos encontramos muchos monjes budistas con su característica túnica naranja.

Chedi de Wat Chedi LuangTemplo en Wat Chedi Luang
















    Lo de tener un taxi para todo el día nos ha "tocado" un día en el que tenemos tiempo que perder, lástima, porque se hubiera valorado mucho en los días apretados. Gastamos el tiempo en la recepción del hotel, en internet y tomando algo y, más tarde, decidimos darnos un masaje de una hora ahí cerquita.
Ruta de visitas por Chiang Mai y alrededores
   Los sitios visitados, y marcados en el mapa, son:

 0- Banthai Village
 1- Doi Suthep
 2- Tiger Kingdom
 3- Wat Phra Sing
 4- Wat Chedi Luang

   Cuando salimos ya estamos preparados para ir al aeropuerto. El taxi son 180 Bahts y el vuelo con Air Asia perfecto.

   Cuando estamos esperando por las maletas me dirijo a la salida para valorar mis opciones. Es muy tarde y sé que ya no hay autobuses, por lo que me temo un abuso por parte de los taxistas, pero me encuentro con un servicio de minibuses que nos llevan por 100 bahts cada uno cuando el vehículo se llene con 10 personas, y que además dejan a cada uno en su hotel. Saco los tickets sin dudarlo y me vuelvo con los del avión, que siguen esperando su equipaje. Esta vez lo he hecho bien, lo que no me esperaba es el diluvio en Phuket.

   Llegamos al hotel tardísimo y dispuestos a acostarnos enseguida, cansados. Entonces ya habíamos decidido que no pillaríamos el ferri de las 8:30 de la mañana, sino uno más tarde para poder descansar.