Día 7 (14/09/2012)   Rotorua


Antes   

   
Ruta NZ Día 4
   Este día lo pasamos en ruta hacia el Sur. La primera etapa sería el lago Taupo, camino hacia el cual pasamos por varias zonas volcánicas de singular belleza y diferentes a lo que conocemos. Por orden en el trayecto, las escogidas para visitar serían: Waimangu, Wai O Tapu y Craters of the Moon.

http://www.waimangu.co.nz/
http://www.waiotapu.co.nz/
http://www.cratersofthemoon.co.nz/

   Sin embargo, es muy probable que la primera visita sea a Wai O Tapu, ya que hay un géiser, el Lady Knox, que activan con jabón cada mañana a las 10:30h.

   La tarde la pasaríamos ya en el Parque Nacional de Tangariro, donde podremos contemplar los volcanes, donde destaca el Tongariro, que le da nombre al parque, y el Ngauruhoe, que se utilizó en "El señor de los anillos" para representar al Monte del Destino, donde había que lanzar el anillo. Allí pararemos para contemplar los paisajes que nos recordarán a los de Mordor en la trilogía.

   Lo ideal entonces, sería conducir hasta llegar a Eketahuna, donde hay un espléndido y barato camping de caravanas cerca de la primera visita del día siguiente, con lo que ganaríamos un tiempo precioso para ese día.

   Si hacemos todo ese recorrido serían unos 450 Km que se deberían hacer en unas 6 horas.

   Gastos de actividades:

Entrada Waimangu:         34.50 NZD
Entrada Wai O Tapu:       32.50 NZD
Entrada Craters of the Moon:  6 NZD

Después

   
   Tal como amanece nos ponemos a asearnos y desayunar. Yo aprovecho mi sueño raro, que me despierta completamente sobre las 4 de la mañana para preparar otra página de esta web.

   Hoy es el día que más hemos de conducir de todo el viaje, pero eso será por la tarde. Ahora toca ver un poquito la ciudad y visitar las zonas geotermales de alrededor. Así que lo primero es ir a la zona del museo, que es un bonito edificio, y acercarse al i-site para comprar los billetes billetes del ferri.
Torre del reloj de Rotorua
   Así lo hacemos, pero dado que no se ve fácil el aparcamiento de tres caravanas por estas calles nos metemos en un súper "countdown" para dejarlas. Nos viene muy bien, ya que también había cierta urgencia por reponer comida. Yo me voy al i-site mientras los demás hacen la compra. Éste acaba estando un poco más lejos de lo que pensaba, bajo la torre del reloj, tras varias calles de tiendas cerradas a las 8 y pico. Sin embargo, cuando cerca de las 9 estoy volviendo con los billetes las tiendas están abiertas y paso por muchas de souvenirs a buenos precios, por lo que entro y hago una compra rápida de kiwis de peluche.

   Entro en el supermercado porque el resto del grupo sigue dentro y, sabiendo que también quieren hacer sus compras, les comento lo de las tiendas. Decidimos olvidarnos del géiser que activan de forma artificial a las 10:15h para poder hacer, por fin, una Saliendo de Rotoruaparada para comprar regalos. Además, nos estamos acostumbrando a la peste que invade toda esta zona. Ayer, cuando llegábamos en caravana, ya notamos el peculiar olor a huevos podridos que no nos ha abandonado todavía.

   Es cerca de mediodía cuando salimos de Rotorua y, en un cuarto de hora, nos plantamos en las puertas de Wai O Tapu, la principal zona geotermal.

   Allí, hacemos el recorrido completo, pasando entre cráteres que desprenden esa peste ya conocida, pero más fuerte. En algunos momentos nos hemos de tapar nariz y boca. Esto se hace irresistible cuando llegamos a la "Champagne Pool", que desprende un humo apestoso prácticamente irrespirable. Pero es grande y maravilloso, y también el lugar más humeante de Wai O Tapu. Hay una plataforma de madera para cruzar sobre esta peculiar "laguna".

Champagne pool

Champagne poolChampagne pool















Champagne poolChampagne pool

















   Por lo demás, la zona está llena de lagos de colores imposibles por los minerales que surgen de lo más profundo de la tierra. Hay coloridos cráteres de profundidad infinita, como el de la foto, etiquetado como "La casa del Diablo", aunque estando allí notando el olor uno diría que sólo es el váter. La vegetación también se ha visto afectada por este entorno y muestra tonalidades anaranjadas y oscuras en algunas zonas, dotando el camino de un aspecto tétrico de cuento de hadas. Es algo único en el mundo.

"La casa del Diablo"Bosque encantado















Wai O TapuWai O Tapu

















   Salimos maravillados y deseando quitarnos esa olor que nos envuelve y conducimos un trecho más hasta el lago Taupo con una única parada en las "Huka Falls" unas cascadas espectaculares por su caudal y su fuerza más que por su altura. Ya en Taupo, volvemos a aprovechar el parking de un supermercado "Countdown" para dejar las caravanas, aunque esta vez apenas hay sitio.

Huka FallsCarretera a Taupo











 




   Taupo es el lago más grande de Nueva Zelanda y el nombre de la ciudad junto a él, y es aquí donde vamos a comer. Se ve un pueblo con mucha vida pero aunque pasamos junto a varios restaurantes, éstos o están cerrados o lo están haciendo ahora. Vemos bajar la persiana a un galés que marca su horario de cierre a las 15:30h. Son las 15:31h.

   Al final nos comemos un shawarma en un pequeño local turco, aunque es la comida más oriental la que tiene una mayor oferta aquí: tailandeses, japoneses,...

Lago Taupo

   Ya podemos continuar nuestro camino. El siguiente objetivo es un parque nacional que engloba tres volcanes. Uno de ellos fue usado en la trilogía de "El señor de los anillos" como Monte del Destino, allí donde había que llegar para destruir el anillo y, por lo tanto, todos los alrededores se han rebautizado como "Mordor", pues son los paisajes de ese ¿país?.

   Aquí es el sol el que nos da la hora tope y, aunque podíamos ver - o más bien intuir - los volcanes desde la carretera hace tiempo, nos plantamos en Mordor casi anocheciendo.

TongariroConduciendo hacia Mordor
















   La nieve está muy cerca, pero el frío no es el esperado. La lástima es que los dos volcanes más altos están cubiertos por las nubes. El Ruapehu es el que hemos venido a ver y se adivina enorme, ya que sólo nos muestra sus faldas nevadas.

Mordor

   Ahora "sólo" queda conducir lo más lejos posible. Si cumplimos nuestro objetivo de alcanzar el parque de caravanas de Erekahuna prácticamente nos habríamos cruzado la isla Norte hoy.

   Y lo cumplimos. Sobre las 23h llegamos al solitario parque, tras casi cinco horas de conducción desde Tongariro. El objetivo está cumplido y sólo queda "enchufarnos" - que es como llamamos a conectar la caravana a la corriente - y descansar.